28 julio 2011

Dr. Martens

Hola a todos. La verdad es que nunca sé cómo empezar las entradas al blog, me siento estúpida saludando, cosa que hago siempre, ¿seré estúpida? Ejem. Pero si no saludo, lo veo todo como muy soso y hardcore ahí 'ME HE COMPRADO...' Nah...

I'm rambling, como siempre en el blog. ¿Cómo serí la traducción de esa frase al español? No existe, es un verbo que hace falta en castellano.

Primero que nada quiero dar un millón de gracias a todos los que participaron en el sorteo, leí todos los comentarios y estoy muy emocionada, haría más sorteos sólo para volver a leer comentarios como los que me dejaron, esperaba que fueran más duras conmigo, pero al perecer hago las cosas bastante bien, la crítica general era el intervalo de tiempo entre vídeo y vídeo y espero que se hayan dado cuenta de que ahora que tengo tiempo estoy intentando remediarlo, me porto bien :)
Lo dicho, gracias a todos, son los mejores.

Vale, hora de empezar con la entrada real.
Quienes me conozcan, que imagino que de los que estén leyendo esto no serán muchos, sabrán que amo las botas militares, bueno esto lo sabe cualquier persona que vea mis vídeos, pero siempre he querido unas Dr. Martens, y nunca las había comprado principalmente por el maravilloso precio que tienen, que por cierto voy a estar pagándoselas a mi madre hasta que me jubile, pero bueno, ese no es el caso.
Al fin, tras dos años de espera las tengo :') Les dejo un Combinando prendas: Dr. Martens, por si les intresa:



Quienes me sigan en twitter sabrán que hubo un melodrama heavy durante la compra de mis botitas. Y es que fui a la zapatería en cuestión, que en este caso no nos interesa el nombre, por lo que no voy a hacer publicidad gratis y me probé la talla 38 de las susodichas botas, las cuales me quedaban pequeñas, bueno, fuimos a por las 39, tras 15min de espera, tenían que ir al almacén a buscarlas. Una vez con las 39 en la mano, me las probé, y para mi sorpresa me quedaban absolutamente gigantes, la diferencia entre las tallas era abismal, así que muy a mi pesar y con la cara por el suelo me volví a casa sin mis botas, pensando que nunca podría cumplir el pequeño sueño de llevar unas Dr Martens.

Al día siguiente tenía que irme a un centro comercial así que me pasé por la zapatería sin ánimo ninguno a probarme una vez más las botas, la esperanza es lo último que se pierde, ¿verdad?
Para mi sorpresa el tallaje de estas botas era completamente diferente así que las 38, me quedaban bien, el dedo me rozaba la punta del zapato, pero son unas botas que deseo tanto...  El caso es que las compré y yo más feliz que una perdiz :) Ya no me da la sensación de que me estén algo pequeñas, las noto mías, así que en agosto que me voy al más puro invierno no me las quitaré ni un segundo. De momento tengo que conformarme con verlas en la estantería...

Estoy, tan, tan feliz :') Les dejo algunas fotos




13 comentarios:

  1. Me encanta como cuentas toda tu aventura con las Dr. Martens. En serio, escribes muy bien :) Enhorabuena por la adquisición ;)
    Ah! Y el vídeo me encantó, lo de que grabases en las escaleras y muy original :)

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Yo lo de los textos lo había dejado hace un tiempo, porque había gente que me los copiaba, pero libera bastante ;)

    ResponderEliminar
  3. Viva la naturalidad que tienes chica :)Yo no savia de la existencia de las botas pero mira son muy bonitas y quiero unas botas militares pero como ya no estan de monda pues claro...
    Y! darte mi opinion de tu blog ( esque me tengo que quitar la espinita jajaja) que me parece muy bueno! y aqui te dejo el mio pero sinceramente esta un poco estancando por desgracia :'( Saludos Clau :)

    http://www.lionteethsfg.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Selena Lopez, no puedo entrar a tu blog :S
    Pasadas de moda? Desde cuando? Siguen en pleno furor!

    ResponderEliminar
  5. Esas botas son una pasada me parecen superversátiles a la hora de combinarlas!
    Un besito preciosa

    ResponderEliminar
  6. me encantan, yo quiero pillarme también unas para este invierno... ya veremos, pero a ti te quedan que ni pintadas! ;) un beso

    ResponderEliminar
  7. Desde luego, ¡ya era hora! jajajajaj
    Me gusta mucho la última foto! muy graciosa xD
    un beso!! Y a disfrutarlas!!

    ResponderEliminar
  8. No son mi estilo, pero la verdad es que bonitas y fáciles de combinar si que son :).

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Claudia!
    He descubierto tu canal de youtube y tu blog hace poco, pero en dos días he visto todos tus vídeos y tutoriales. Me encantan!
    Una pregunta, ¿dónde puedo conseguir la paleta de sombras que gastas en muchos de tus vídeos (marca, tienda, lo que sea...)? Es que me encanta! :)
    Muchas gracias!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Cladia, sigo tu canal el youtube, desde hace tiempo y ahora que me he hecho un blog, te sigo desde aquí también, un besi

    ResponderEliminar
  11. es una sensación un tanto extraña .. a mi tb me pasa lo mismo ! y lo mítico de escribir, sin saber quien leerá lo que pones.. pero es bonito ! :D
    Me gusta mucho este tipo de bota, pero nunca llegué a comprarme ninguna.. no se creo que no las sabría combinar a la perfección como el rollo London tan estupendo que me vuelve loca :) Mil besos gupisima !
    www.mrolez.com

    ResponderEliminar
  12. yo tengo unas de hace mil años sin estrenar!!!!! increíbleeee!!! en que estaría pensando?!?! este invierno las voy a desgastar! un besito guapa! ;)

    http://streetdressed.blogspot.com

    ResponderEliminar